Por la fe Abrahán obedeció,
obedeció cuando fue llamado a salir a un lugar
que iba a recibir como herencia.

Hebreos 11, 8